Gafas de farmacia para la presbicia

Las gafas de farmacia para la presbicia son un tipo de gafas que se usan para ver mejor de cerca y sobre todo las usan las personas que tienen síntomas de presbicia o vista cansada. También se llaman gafas premontadas, porque vienen montadas de fábrica con una graduación estándar. 

Tienen este nombre porque empezaron a comercializarse en las farmacias como una opción rápida para leer los prospectos en personas con dificultades en visión de cerca. Poco a poco fueron usándose entre las personas de avanzada edad para corregir su presbicia o vista cansada.

gafas de farmacia

Lo más importante.

  • Las gafas de farmacia para presbicia son la solución a poder corregir tu visión de cerca, además de otras sintomatologías como son dolores de cabeza, mareos, náuseas, etc…
  • Pueden llegar a ser prácticas para determinados momentos del día, facilitarán nuestras tareas y ayudarán a que las realicemos con control y seguridad como : leer, cocinar, ver televisión… pero siempre por corto periodo de tiempo.
  • Tenemos que conocer nuestra necesidad en cada momento para qué vamos a utilizarlas, conocer sus ventajas e inconvenientes además de las características a tener en cuenta para usar las gafas de farmacia.

Mis recomendaciones.

De partida te digo que no las recomiendo. Pero en el remoto caso de que quieras comprar alguna de estas gafas, te pido que leas el artículo hasta el final. Sigue leyendo

De partida no las recomiendo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las gafas de farmacia.

¿ Cómo son las gafas de farmacia para la presbicia?

Las gafas de farmacia es un tipo de gafas que se usa para ver mejor de cerca y que se usa por las personas que tienen síntomas de presbicia o vista cansada. También se llaman gafas premontadas, porque vienen montadas de fábrica con una graduación estándar. 

Tienen este nombre porque empezaron a comercializarse en las farmacias como una opción rápida para leer los prospectos en personas con dificultades en visión de cerca. 

¿ Cuáles son las principales ventajas?

Las gafas de farmacia tienen la ventaja de proporcionar una solución rápida y cómoda para una mala visión de cerca. La mecánica es la siguiente: 

Se toma un motivo para testar la visión en cerca, habitualmente algo de lectura. Se prueban las gafas con diferentes graduaciones, que suelen ir en pasos de media dioptría: 

+1.00dp, +1.50dp, 2.00dp, +2.50dp, etc. 

El cliente prueba con cuál de ellas ve mejor y elige con la que más cómodo se sienta. 

¿ Cuáles son los principales inconvenientes?

No tienen en cuenta muchos factores ópticos importantes:

La distancia interpupilar: esta distancia entre ambas pupilas varía en función de la persona, y las gafas premontadas tienen una distancia estándar. Con ello, se pueden producir aberraciones prismáticas en las lentes, ya que es muy difícil mirar por el centro óptico de las lentes. 

Tampoco tienen en cuenta las diferencias de graduación entre un ojo y otro. En la mayoría de los casos, cada ojo tiene una graduación distinta. El hecho de usar la misma para los dos ojos no. favorece una visión tridimensional correcta porque el tamaño de la imagen de cada ojo es diferente al llegar a la retina. Esto puede provocar molestias oculares e incluso cefalea.

La calidad de las gafas de farmacia es discutible, aunque en los últimos años han aparecido modelos mucho mejores, incluso algunos de diseño que pueden llegar a costar un precio mayor al de gafas graduadas en óptica.

Antes de seguir pincha en esta imagen, regístrate sin compromiso y me estarás ayudando a mantener vivo este blog

¿ Porqué comprar unas gafas de farmacia?

Como ya hemos comentado con anterioridad las gafas de farmacia son muy populares sobre todo en personas mayores, ayudan a mejorar la percepción de las cosas y son una alternativa fácil, rápida y económica.

Al tener una graduación única pueden ser usadas por cualquier persona,.

Son gafas que cuentan con una gran diversidad de modelos y colores, de todo tipo, además de su precio que suele ser muy económico, por lo que son una estupenda solución a nuestro problema.

gafas de farmacia

¿ Cómo elegir tus gafas de farmacia?

Si ya padeces de pérdida de visión cercana (ya sabes: presbicia o vista cansada), tendrás que contar con unas gafas de cerca para poder leer además de realizar otras actividades sin problemas.

Para ello tendrás que tener en cuenta las siguientes características:

Lentes o cristales: Cada persona tiene unas necesidades en función de la graduación de cada ojo: tienes que saber la graduación que necesita para encontrar las lentes que corrijan o ayuden a tu visión. Por lo que necesitarás tu receta óptica para usar gafas y conocer que dioptrías tienes.

Montura: A la hora de escoger unas gafas de cerca es muy importante ver el material con el que están fabricadas. Más allá del diseño hay que ver la comodidad que nos proporciona y evitar posibles rozaduras tanto en la nariz como en las orejas. Hay personas que prefieren las de pasta, otras de mental o las montadas al aire.

gafas de farmacia

Criterios de compra de gafas premontadas.

  • Materiales
  • Durabilidad
  • Seguridad
  • Precio

Materiales

El material de las monturas, en su mayoría están fabricadas con materiales de plástico inyectado y no suelen tener ningún tratamiento, en la práctica no cuenta con ningún tipo de control sanitario ni de calidad óptica.

Respecto a los cristales la inmensa mayoría de gafas premontadas no tienen tratamientos, por lo que se reduce mucho su vida útil. El antirreflejante, tan necesario en la lectura con luz artificial, es algo extraño en este tipo de gafas.

Durabilidad

Hay que tener muy claro que las gafas premontadas para la presbicia solo debe usarse por breves períodos de tiempo, para aquellas tareas específicas que necesites utilizarlas como: leer, ver televisión, cocinar… Etc.

De esta forma las gafas de farmacia para la presbicia nos ayudará a corto plazo en nuestro día a desarrollar bien nuestras tareas durante un tiempo determinado. Además son lentes que están diseñadas solo para un breve periodo de tiempo.

Seguridad

Es importante que te asegures que el proveedor de tus gafas son 100% legal, es decir que las gafas cumplan con los requisitos marcados por la ley. La calidad y la seguridad de tus gafas son requisitos básicos e importantes. Los controles legales, es importante que solicites a tu proveedor la documentación que garantiza que tus gafas son seguras y cumplen con los controles legales.

Al estar comprando tus gafas premontadas en una farmacia, estás comprando un producto de salud, por lo que el farmacéutico tendrá que darte algunas pautas y recomendaciones para que el uso de tus gafas sean 100% fiables y seguras. También se pueden comprar en ópticas, aunque a los ópticos no nos guste las tenemos para poder ofrecerte soluciones mejores.

No te recomendamos para nada que las compres en Internet.

Precio

Las gafas de farmacia han adquirido gran popularidad sobre todo por sus precios asequibles en comparación con otro tipo de gafas. Dependiendo del material y el proceso de elaboración de las gafas el coste variará. Puedes encontrarlas desde 6€ hasta más de 30€.

Como se suele decir: Lo barato sale caro, y dada la gran cantidad de ofertas que hoy en día hay en las ópticas, no te va a merecer la pena.

Resumen

No te recomendamos las gafas de farmacia para tus tareas de cerca, pero si no te queda otra alternativa porque estés de viaje, procura comprarlas en una óptica y si no te es posible en una farmacia. Nunca en otro establecimiento.

Fíjate en los criterios que te he indicado en este artículo y haz tu elección teniendo en cuenta de que serán unas gafas para momentos muy puntuales.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales.

5 comentarios en «Gafas de farmacia para la presbicia»

  1. Juan Carlos, es que haber estado leyendo cosas con la luz apagada, puede que haya disparado tu presbicia y/o hipermetropía. Si recuperas ese 75% con gafas no es que hayas perdido visión, simplemente se te ha manifestado algo que tenías latente. Saludos

  2. De pequeño me diagnosticaron Astigmatismo. El Oftalmólogo me puso dos tipos de gafas: una para leer; ver televisión, etc. y otra para el Sol (también había un problema de alergia que me afectaba directamente a los ojos; sobre todo al interior de los párpados), más un tratamiento y consultas regulares con él.
    En una de esas citas (a los dos o tres años como mucho) comprobó que no tenía absolutamente nada de nada; ni Astigmatismo, ni Alergia (lo cierto es que llevaba un tiempo sin notar ninguno de esos insufribles síntomas que padecí durante ese periodo de mi infancia)
    Tras un tiempo de seguimiento regular acabó dándome el alta total (además de ser el Oftalmólogo más reputado por aquellos años en toda mi comarca, todas las consultas fueron privadas; algo que habla muy bien de que tipo de Médico: Persona era)
    Desde entonces pasé a tener una vista fuera de lo normal. Para no extenderme demasiado diré que, hace unos dos años (para renovar el Carnet de conducir), y teniendo ya 50 años, al estar esperando que la Doctora acabara los preparativos para la prueba de visión, y en un lugar donde jamás había estado, miré unas pequeñísimas letras que había impresas en el fino marco de donde iba a proyectar las letras para la prueba en sí. Para romper el hielo me dió por leerlas. La Doctora (se ve que las conocía) se volvió sorprendida y me dijo: «Pero tú leés eso desde ahí?, Qué pruebas te voy a hacer yo ya…?», y nos reímos los dos.
    Le dije que me pusiera las más pequeñas que existiesen por el protocolo, y de paso probarme a mi mismo… Salimos diciéndome ella que era increíble.
    El año pasado, más o menos un año después de aquello y, literalmente!! de la noche a la mañana, perdí un 75% de mi visión; ahora, a veces tengo que coger incluso una lupa para ver cosas que hace un año las veía incluso con la luz apagada.

Deja un comentario